Cisnes negros de 2016 “Brexit y Donald Trump”

Economía

 México

 Diagnóstico erróneo de Luis Videgaray

El Dr. Luis Videgaray dice que no habrá mayor afectación para México por el Brexit y que se debe mantener la calma. Si bien es cierto que México tiene una relación comercial muy pequeña con Inglaterra, la debilidad en los hechos de Europa e Inglaterra provocan el fortalecimiento del dólar y, por ende, un menor crecimiento de nuestro principal socio comercial, que ya se encontraba en fase de desaceleración antes del Brexit. Lamentable diagnóstico del Sr. Secretario de Hacienda sobre el Brexit, porque un dólar fuerte a nivel global y un peso débil reducen el estimado de crecimiento nacional de 2.50% actualmente, a entre 1.50 – 2.00%, para este año, a la espera de lo que pueda suceder en las elecciones de EU en noviembre, para estimar el crecimiento esperado del 2017, que sería cercano al 1.50%  en caso de que no gane Donald Trump en noviembre.

 Banxico y la inflación

Esta semana Banxico tendrá reunión de política monetaria, ya con los resultados del Brexit y con elevadas probabilidades de que la FED no mueva su tasa de interés el 27 de julio, para evitar que el dólar se fortalezca más y EU pierda competitividad, lo que ya pasó. Banxico debe tener mucho cuidado, ya que el mundo podría estar al borde de una recesión global y México debiera enfrentarla con bajas tasas de interés para fortalecer al mercado interno ante la inminente debilidad del mercado externo. Pero si el Tipo de Cambio no baja, la inflación seguirá subiendo conforme los productores deban trasladar los mayores costos a los precios finales de bienes y servicios, como ya está sucediendo. Es muy importante destacar que al interior de Banxico está claro que el dólar es un gran riesgo para la inflación y está considerando usar la tasa de interés para controlarlo, y que no necesariamente subiría su tasa al ritmo de la FED. Si bien hay un compromiso serio de Banxico por mantener una inflación bajo control, su discurso oficial, haciendo hincapié en una inflación históricamente baja, pierde todo sentido cuando el consumidor enfrenta mayores precios en el supermercado o los productores deben comprar sus insumos con mayores precios.

 Internacional

 Brexit: concluye e inicia una nueva era…

Cuando los nacionalistas ingleses votaron a favor del Brexit derrumbaron a su moneda, la libra esterlina, pusieron a temblar al euro y a la comunidad europea, y dejan al mundo al borde de una nueva recesión mundial. Un mensaje claro y contundente en contra de la globalización a favor del nacionalismo, muy preocupados por la libre migración y en  contra de los bloques económicos y sociales, cuya falta de resultados aprovecharon los políticos populistas.

 Cisnes negros del 2016…

Donald Trump y el triunfo del Brexit se convierten en los cisnes negros del 2016. Esos eventos, imposibles de pronosticar, terminan cambiando el rumbo de las cosas y provocan grandes transformaciones en la forma en que vivimos. Pero cuando analizamos a los  simpatizantes del Brexit, a quienes respaldan en España a los partidos Ciudadanos y Podemos o promueven la separación de Francia, Holanda, Italia o Portugal de la Unión Europea, así como a los votantes de Donald Trump, en EU, encontramos una ideología muy similar. Mientras que los jóvenes apoyan el cambio, la inclusión social y política, las personas de edad avanzada votan en contra de la globalización, de la libre migración y la libre competencia, a pesar de que su voto podría traerles más impuestos y menos pensiones. En Inglaterra, los jóvenes, como sucede en todo el mundo, no salieron a votar, a pesar de ser mayoría frente a las personas de edad avanzada, conservadoras las más, que sí salieron para cerrar sus fronteras a las personas y productos non gratos.

 Las encuestas fracasaron…

Una vez más las encuestas fallaron al pronosticar que ganaría la visión de las grandes ciudades y los jóvenes a favor de la globalización, la competencia, la inclusión social y mantenerse dentro de la Unión Europea. Es preocupante que los sondeos de opinión sigan sin reflejar la realidad, ya que vendrán nuevos referéndums en Europa en los próximos 2 años, y el no tener información confiable provocará incertidumbre y volatilidad global desde el momento en que se anuncien los mismos. Igualmente debemos preguntarnos si los sondeos que hoy tenemos sobre Donald Trump en EU, donde las encuestas señalan que perdería las elecciones presidenciales, o sobre López Obrador en México, donde también indican que perdería las elecciones, realmente interpretan cómo votarán los electores el 8 de noviembre en EU y en México en julio del 2018. Muy probablemente la metodología a nivel mundial con las que se realizan las encuestas está sesgada hacia las grandes ciudades y los jóvenes, y consideran que éstos sí acuden a las urnas como lo hacen las personas mayores, lo que realmente no sucede. Igualmente observamos mayor participación electoral en las ciudades pequeñas y medianas frente a las grandes ciudades, que tienen una mayor población pero porcentualmente votan menos.

 Referéndums como bisagras políticas…

En los próximos meses la ola nacionalista que parecía constreñida a un grupo que no pasaba del 20% de la población radical, con pocos estudios de clases media-bajas, cobrará una inusual fuerza en Europa, e incluso a nivel mundial, y pedirá  referéndums como el de Inglaterra para definir su futuro. En el caso de EU habrá elecciones presidenciales el 8 de noviembre, lo que podría catalogarse como consulta nacional entre dos visiones del mundo: la liberal globalizadora de Hillary Clinton,y el proteccionismo a ultranza de Donald Trump, aunque el Tratado de Libre Comercio no estaría en juego en una encuesta como la de Inglaterra, que muchos han sugerido viable en las redes sociales.

En Europa, Escocia e Irlanda del Norte, que son parte del Reino Unido, podrían pedir un referéndum de independencia para adoptar el euro y ser parte de la Unión Europea, con lo que habrá terminado el Reino Unido y sólo quedará Inglaterra.

Por si fuera poco, las encuestas dicen que la mayor parte de los holandeses y por lo menos el 40% de los franceses, griegos e italianos estarían a favor de salirse de la Unión Europea, Proteger sus fronteras cada uno de los migrantes musulmanes principalmente, y tener sus propias reglas para la emisión de dinero y manejar a su antojo sus tasas de interés. El próximo año habrá elecciones presidenciales en Francia, y ofrecer, como lo hizo David Cameron, ex primer ministro de Inglaterra, el referéndum podría ser la oferta electoral que le dé la mayoría al Partido Conservador de Marie Le Pen, por ejemplo, camino que seguirían los políticos de otros países para alcanzar el poder. Una Europa que no había salido de la crisis del 2008 ahora enfrentará gran turbulencia política. Muchas empresas, el mismo viernes 24 de junio, anunciaban la salida de sus corporativos de Londres hacia otras ciudades de Europa para evitar un castigo mayor en el precio de sus acciones. El problema es que ¿cuál será el nuevo centro financiero de Europa: París con la amenaza del referéndum, Frankfurt y la cultura alemana en contra de los extranjeros, Italia y su volatilidad política, donde podría haber otro referéndum? Europa es, además, el único bloque económico del tamaño de EU, con un PIB conjunto cercano a los 20 billones de dólares y 500 millones de habitantes, ahora 435 con la salida de Inglaterra, con elevado poder adquisitivo y que importa  gran cantidad de sus materias primas. La  incertidumbre podría reducir las inversiones, el consumo y la confianza en el futuro. Antes del Brexit, España era el país cuya población empezaba a bajar por la migración, ahora ese lugar podría tomarlo Inglaterra, donde viven 3 millones de europeos, cuya permanencia está en vilo, política que finalmente fue rechazada por el Brexit. 55% de los votantes dijeron estar en contra de la migración, ya que ello afectaba su seguridad y su economía. Muchos analistas han dicho que el Brexit no tendrá mayores consecuencias porque Inglaterra negociaría un Tratado de Libre Comercio con Europa, similar al de Noruega y Suiza vigente actualmente. Pero en nuestra opinión, los políticos de Europa aprovecharán el momento para sustituir importaciones provenientes de Inglaterra, apoyar a sus mercados y evitar un referéndum similar en sus países. Las exportaciones de Inglaterra muy probablemente bajarán en los próximos años y responderá importando menos productos europeos.

Estados Unidos

De momento, el dólar, el yen y el oro se convierten en los refugios naturales ante la incertidumbre global. Pero lo que menos quisiera la FED en este momento es un dólar caro, ya que reduce la competitividad de las exportaciones, por lo que queda descartado por completo que EU suba su tasa de referencia en la reunión de julio 27, y bajan mucho las posibilidades de que lo hiciera en septiembre 21, suponiendo que no se haya desacelerado su economía en el segundo y tercer trimestre del año.

Si la economía flaquea, Yellen dijo que la Fed se apoyaría en las herramientas que desarrolló luego de la crisis financiera para impulsar el crecimiento, incluyendo más compras de bonos hipotecarios o de valores y promesas de tasas bajas por largos períodos. Dijo que no tiene intención de seguir a Japón y Europa y adoptar políticas de tasas de interés negativas. «No es algo que estemos considerando», dijo Yellen. Ni es algo que espera que la Fed necesite hacer, agregó.

 Europa

¿Adiós al euro?

En cuanto se confirmó que Inglaterra salía de la Unión Europea, los principales líderes de la derecha conservadora de Europa de países tan importantes como Francia, Italia, Holanda, pero también de Grecia, Portugal e incluso la izquierda separatista española, felicitaron a los habitantes del Reino Unido por su histórica decisión, y anticiparon que buscarán referéndums en sus naciones en los próximos dos años, antes de que Inglaterra salga de la comunidad europea. Si Francia e Italia salen, en un entorno de ataques terroristas y buscando el voto conservador, como sucedió en Inglaterra de personas decepcionadas por la globalización, la razón de ser del euro estaría en serias dudas, y probablemente el 23 de junio del 2016 pasará a la historia como el día en que dio inicio el fin del euro y del Banco Central Europeo como entidad operativa de peso. Siendo optimistas, y suponiendo que los países europeos votaran a favor de permanecer en la Unión Europea, el mundo sufrirá de gran volatilidad en los mercados financieros cada vez que se anuncie un referéndum de algún país importante de Europa y durante todo el proceso electoral, porque en Inglaterra las encuestas fallaron y podrían volver a fallar.

 España – elecciones

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, dijo que espera poder llegar a un acuerdo para formar un gobierno dentro de un mes, luego de que su Partido Popular venció en las elecciones del día anterior sin alcanzar una mayoría absoluta.

 Brasil

El gobierno federal planea rescatar el estado de Rio de Janeiro con 2.900 millones de reales (US$849 millones) que se destinarán a la seguridad pública durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que se celebrarán en agosto y septiembre, respectivamente. Rio declaró la semana pasada estado de «calamidad pública» como consecuencia de un deterioro de las finanzas que obligó al estado a reducir el gasto en servicios básicos como educación, salud y vigilancia a menos de dos meses de la inauguración de los Juegos Olímpicos.

 Mercados

Renta Fija… Preferimos la inversión en papeles revisables en base a TIIE.

Renta Variable… Viernes Negro…

Los mercados confiaron en las encuestas que decían que los ingleses votarían por mantenerse dentro de la Unión Europea, y finalmente el jueves por la tarde, en un par de horas, todo cambió. El viernes el IPC perdió 2.73% para quedar en 44,885 unidades, en su descenso más grande en poco más de año y medio. En Nueva York, las pérdidas también fueron pronunciadas: el Dow Jones terminó por debajo de los 18,000 puntos tras una pérdida de 3.39%; el S&P 500 y el Nasdaq registraron pérdidas de 3.60 y 4.12%, respectivamente.

Las acciones bancarias fueron las más afectadas en Wall Street, pues al interior del S&P 500 cayeron 6.80 por ciento. Los bancos con unidades en el Reino Unido podrían perder acceso al mercado de 30 países europeos. Morgan Stanley, Lloyds, RBS y Citigroup están en la lista de las emisoras que podrían salir más afectadas. Morgan Stanley avisó el viernes que estaría mudando a por lo menos 2,000 trabajadores de Londres a Frankfurt debido al Brexit.

El índice japonés Nikkei se desplomó 7.9% para cerrar en 14,952 puntos. La Bolsa de Madrid tuvo la mayor caída entre los mercados al descender -12.35% su índice Ibex-35, seguida de Italia que cayó 12.25% en su índice Mibtel. En tanto, el índice DAX de la Bolsa de Frankfurt bajó 6.82%, el FTSE-100 de Londres 3.15% y el CAC de París cedió 8.04 por ciento.

Tipo de Cambio… El dólar marcó un nuevo máximo histórico en 19.51 pesos por dólar, pero al cierre del viernes se ubicó en 18.9220, marcado por el nerviosismo global.

Reservas Internacionales… El Banco de México indicó que en la semana finalizada el 17 de junio las reservas internacionales se situaron en US$177,291.1 millones, frente a los US$177,371.2 millones de la semana pasada, lo cual representó una disminución de US$80.1 millones (- 0.05%).

Saludos

Fuentes:  Propias, Infosel y Tendencias Económicas y Financieras.

21 de junio de 2016

Economía

 México

 El carrousel cambiario…

Conforme pasan los meses el peso mexicano sigue siendo la moneda más devaluada, a pesar de que los fundamentos macroeconómicos son mejores que los de otros países, y que hasta el momento México no ha sido el epicentro de nuevas crisis  mundiales. La razón de esta sobre reacción es la arquitectura financiera del mercado cambiario nacional.

Hace 34 años, el 1 de septiembre de 1982, José López Portillo acusó a la Banca mexicana de operar en contra del peso mexicano, lo que en su opinión había causado la brusca devaluación del peso frente al dólar, que a la postre trajo consigo una década perdida. La razón de su enojo era que los banqueros mexicanos habían recomendado a sus clientes cambiar sus pesos por dólares, e incluso los fondos de inversión que la Banca operaba en aquel entonces llevaron a cabo fuertes compras de dólares para proteger a sus ahorradores y hacerle frente a una inminente devaluación. Eran momentos cuando la Banca mexicana tenía en sus tesorerías más dólares que Banxico, que no era autónomo, y que por defender al peso se había gastado todo el excedente que había dejado el petróleo. Por ello, José López Portillo anunció ese 1 de septiembre de 1982, durante su 6º Informe de Gobierno, que nacionalizaba la Banca mexicana, salvo Citibank, y tomaba el control de los dólares en su poder, en un intento desesperado por hacer frente a los ataques especulativos contra el peso que ocurrían en este momento, lo que finalmente no pudo evitar. Cuando en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari se llevó a cabo la privatización de la Banca, se tomaron varias medidas para evitar que pudiera ser más fuerte que la autoridad monetaria nacional. Por un lado, se obligó a Pemex a venderle todos sus dólares a Banxico, pero sobre todo se limitó a la Banca  nacional para que no tuviera tantos dólares en su  poder, de tal suerte que Banxico siempre tendría más dólares para evitar que aquélla pudiera coludirse en contra del gobierno. Actualmente cuando los inversionistas extranjeros tienen interés por algún papel de deuda mexicano o  quieren invertir en la BMV, o algún connacional envía remesas a sus familiares en México, todos contactan a un banco en el extranjero, que a su vez tiene un convenio con algún banco mexicano a través del cual hacen la operación. Un banco mexicano recibe los dólares, los revende en el mercado local cambiario, o en su defecto, si excede los límites establecidos por la autoridad mexicana, se los vende a Nafinsa, que a través de su mesa de cambios opera como un brazo ejecutor de la SHCP y Banxico. Igualmente todos los dólares que recibe PEMEX se los vende a Banxico directamente. Como se puede observar, todos los dólares que entran al país pasan por el sistema financiero nacional, donde los excedentes terminan en manos de Banxico para evitar que los bancos que operan en México especulen en contra del país, como sucedió en 1982. La misma medida que busca evitar la  especulación cambiaria es la que aprovechan los grandes bancos, precisamente para depreciar al peso con poco dinero, porque al salir del país ante temores globales, los bancos en México empiezan a comprar dólares, y como empiezan a escasear, el precio se eleva rápidamente al tratar de regresar por el embudo nuevamente de regreso a sus países de origen, lo que no sucede en otros países, cuya moneda, al tener sus mercados cambiarios mayores cantidades de dólares en poder de las tesorerías de sus bancos, requieren de mayores cantidades para presionar al mercado.

Es un mito que la sobre reacción de la moneda nacional sea porque el mercado cambiario nacional de futuros es de los más grandes del mundo, o porque México sea la puerta al resto de América Latina. Por un lado, los mercados de futuros del euro, yen, libra esterlina, franco suizo, dólar canadiense y dólar australiano, por sólo mencionar algunos, son mucho más grandes que el mercado del peso mexicano y sus monedas no se devalúan. Nada tiene que ver qué tanto se opera una moneda, acción o lo que sea, con su valor. Tampoco es cierto que el peso mexicano sea la puerta de entrada para el resto de las monedas latinoamericanas, porque simple y sencillamente quien quiere comprar pesos colombianos, pesos argentinos, bolívares,  quetzales o reales brasileños y tiene pesos mexicanos, primero debe pasar a dólares y de ahí convertirlos a cualquier moneda emergente. No hay cotización directa entre el peso mexicano y el resto de las monedas emergentes latinoamericanas que no pase por el dólar norteamericano.

La posible solución…

El mercado cambiario nacional se ha transformado mucho en los últimos 34 años: pasamos de un mercado pequeño cerrado con Tipo de Cambio fijo, a un mercado abierto casi sin límites. Pasamos de un sector bancario nacional compuesto exclusivamente por bancos con dueños mexicanos, a un mercado dominado por los jugadores globales, que, sin mayor remordimiento, han cerrado sucursales en países donde ven problemas o crisis. Pasamos de una economía que rápidamente se dolarizaba en las calles, con mucho manejo de efectivo y Casas de Cambio en cada esquina, a una economía que ya no usa dólares en efectivo por temor a las leyes de lavado de dinero, por lo que los turistas extranjeros prefieren usar sus tarjetas de crédito frente al uso de efectivo, además de bancos que no tienen cuentas en dólares para personas físicas por temor a sanciones de lavado de dinero por parte de la autoridad. Aunque sí existen fondos de inversión que invierten en dólares, pero sus montos son menores a las Afores, que antes no existían, y hoy tienen fondos por 250,000 mdd a largo plazo. En consecuencia, habría que adaptar las reglas cambiarias al nuevo panorama y ampliar la tenencia de dólares que pueden tener las tesorerías bancarias en su poder, y como de momento será difícil para los bancos captar dichos recursos, habrá que inyectarle al mercado cambiario bancario, tal vez a través de subastas, alrededor de 10,000 mdd de las reservas.

En el esquema actual, cuando alguna empresa global compra una empresa mexicana y paga más de 1,000 mdd, el peso se aprecia porque el banco  mexicano que recibe los dólares los vende en el mercado. Igualmente, cuando algún cliente extranjero saca más de 2,000 mdd, el banco mexicano no le queda de otra más que comprar todos los dólares disponibles a cualquier precio, y el resto de los bancos aprovechan el momento para venderle más caro los dólares necesarios. En ambas situaciones, cantidades no tan grandes de dólares presionan al peso mexicano a la alza o a la baja. Es muy importante recordar que, por ejemplo, Microsoft, Apple o Google tienen fondos de inversión que superan los 100,000 mdd cada uno, y que la deuda emitida por EU en el extranjero supera los 5 millones de mdd, lo que significa 10 veces toda la deuda nacional y 50 veces la deuda mexicana en poder de extranjeros. Una “pequeña” orden en Nueva York genera un tsunami en México. Si las tesorerías de los bancos que operan en México pudieran tener en su poder una mayor cantidad de dólares, se necesitarían de órdenes mucho mayores para mover al mercado cambiario mexicano, ya sea a la baja o la alza.

Perspectivas: Las reglas del mercado cambiario nacional provocan cuellos de botella al entrar o salir los dólares del país, lo que genera una sobre reacción y alta volatilidad de la moneda nacional, muy por encima de lo que sucede con otras monedas en el mundo, pero es algo que sí se puede modificar para reducir la volatilidad cambiaria.

 Inflación 

 

¡Se desacelera el mercado interno!

De manera preocupante, las tendencias, tanto en creación de nuevos empleos como ventas minoristas, evidencian la desaceleración del mercado interno, producto del incremento de la inflación que el gobierno trata de esconder subsidiando los precios de la energía. El gobierno insiste en su discurso al decirle a la población que la inflación general al consumidor se ubica en 2.60% anual, pero las amas de casa tienen que cambiar su canasta de consumo al tener que comprar frutas y verduras, así como jabón y papel de baño más caros entre otros productos de primera necesidad, a pesar de que el recibo telefónico no ha subido de precio, ni tampoco la gasolina. Por la depreciación cambiaria se ha reducido el incremento en el poder adquisitivo, y la demanda de bienes y servicios ya no crece con la fuerza que lo hacía el año pasado.

Lamentablemente los sucesos internacionales como el Brexit y las elecciones en EU, a celebrarse en noviembre, provocarán un Tipo de Cambio muy volátil en lo que resta del 2016, por lo que se mantendría el contagio cambiario en la inflación y ello mermaría el crecimiento nacional.

Internacional

 Brexit y la FED

 Semana del Brexit

Esta semana no se hablará de otra cosa que no sea el Brexit, cuyos resultados, cualesquiera que sean, serán sorprendentes, porque hasta hace un mes pocos creían que la opción de salirse de la Unión Europea (UE) pudiera realmente convencer a la mayoría de los británicos, como lo muestran ahora la mayor parte de las encuestas, y por ello, si ahora gana el mantenerse, sería un resultado que traería calma al mundo entero, principalmente a Europa, y marcaría un nuevo fracaso de las encuestas de opinión.

A treso días de la crucial encuesta del jueves 23, cuyos resultados conoceremos en México entre las 2 y 3 de la tarde, una vez que hayan cerrado las casillas de votación en Inglaterra, recordamos que el referéndum de Escocia celebrado el 18 de septiembre del 2014, a una semana de llevarse a cabo, también tenía encuestas que daban la victoria al proyecto de independencia. Finalmente la votación, donde participó el 84% del electorado, tuvo un resultado de 55.3% diciendo “No” a la  independencia, “mejor juntos”, frente al 44.7% que estaba a favor de una Escocia independiente. Algo similar podría ocurrir en esta ocasión el jueves 23 ante las amenazas del gobierno inglés de aumentar impuestos, reducir pensiones y entrar en una recesión económica en caso de darse la salida de la Comunidad Europea, ya que muchos corporativos mudarían sus oficinas de Londres a otras ciudades de Europa. Y aunque existe la posibilidad de que se llegue a nuevos tratados de libre comercio entre Inglaterra y la UE —similares a los que Europa tiene con Noruega y Suiza, que tampoco pertenecen a la UE—, los mismos tomarían tiempo y nada asegura que todos los productos británicos gocen de cero aranceles, como hoy sucede.

La moneda está en el aire en cuanto al resultado, y nada asegura que las encuestas, que al cierre de esta semana señalan que Inglaterra saldría de la UE, se cumplan este jueves 23 de junio, máxime después del asesinato de la congresista Jo Cox, quien estaba a favor de permanecer dentro de la UE y la habría matado un simpatizante a favor de salirse de la misma. ¿Habrá voto de castigo a la intolerancia, menos votantes en casillas ante temores de ataques?

 Si Inglaterra sale de la UE el futuro del euro estará en duda, porque habrá varios referéndums en diversos países, empezando por Escocia, Grecia, España e incluso Italia, lo que seguirá ha provocado un “Fly to Quality” y mucha volatilidad en los mercados.

La FED está preocupada por el Brexit, pero también por el inicio de una desaceleración en EU, por lo que decidió no mover su tasa de referencia en junio. La Reserva Federal decidió mantener sin cambios las tasas de interés en el 0,25%-0,50%, al tiempo que sus miembros rebajaron las previsiones sobre cuánto esperan elevar el precio del dinero en los próximos años, señal de que el crecimiento económico persistentemente lento y la baja inflación están obligando a la entidad a replantearse lo rápido que puede actuar.

China

El vice director gerente del FMI, David Lipton, advirtió a China que su creciente deuda corporativa representa un problema que conlleva riesgos sistémicos para su economía y la del resto del mundo. La deuda empresarial china equivale a cerca del 145% del PIB, de la cual 55% corresponde a firmas estatales, que contribuyen con 22% de la producción económica del país.

Mercados

 Renta Fija… Preferimos la inversión en papeles revisables en base a TIIE.

Renta Variable… Después de varias jornadas a la baja, la BMV finalmente rebotó en 44,400 unidades para cerrar la semana en 45,306.22 puntos, lo que significó una ganancia en pesos de 0.28%, pero en dólares, por la depreciación cambiaria, perdió -1.57 por ciento. Fue una semana donde las noticias sobre los resultados de las encuestas electorales del Brexit se llevaron la mayor atención, superando la masacre de Orlando, seguidas de la compra de Linkedin por 22,600 mdd por parte de Microsoft, así como el anuncio de los planes de reestructura de ICA el viernes 17 de junio en México, lo que provocó que la emisora tuviera un incremento de 25% en su precio en tan sólo una jornada.

Esta semana será muy volátil: se llevará cabo la crucial votación del Brexit el jueves 23, cuyos resultados conoceremos alrededor de las 2:00 pm, hora de México. Las encuestas dicen que Inglaterra saldría de Europa, lo que es poco menos que una catástrofe financiera y provoca mucha incertidumbre global, pero tampoco se puede confiar en las encuestas después de tantos fracasos de las mismas, sobre todo que los propios encuestadores dicen que no sirven para pronosticar resultados.

Tipo de Cambio… El peso se debilitó y llego a niveles de 19.05 al mayoreo ante temores de una salida de Inglaterra de la zona Euro.

Grandes bancos de inversión mostraron sus cartas y en algunos casos anticipan niveles superiores a 22 pesos por dólar — un nivel nunca antes visto y superando ampliamente los niveles registrados en febrero — de darse el Brexit.

Continuará presionado en tanto no se den a conocer los resultados del Brexit este jueves.

Reservas Internacionales… El Banco de México indicó que en la semana finalizada el 10 de junio las reservas internacionales se situaron en US$177,371.2 millones, frente a los US$177,300.1 millones de la semana pasada, lo cual representó un aumento de US$71.1 millones (+ 0.04%). Subiendo por segunda semana consecutiva.

Fuentes:  Propias, Infosel y Tendencias Económicas y Financieras.

“SHCP pierde credibilidad” 06/06/2016

Economía

 México

 A pesar de que el dólar se debilitó ante casi todas las monedas del mundo por débiles datos laborales y del sector servicios, dados a conocer este viernes 3 de junio, el peso mexicano se mantuvo sin cambios, en 18.60 por dólar al mayoreo, ante una percepción ya generalizada de que la SHCP anuncia reducciones al gasto público que no cumple y, por ende, se mantiene la debilidad de las finanzas públicas al incrementarse la deuda pública año con año, en una tendencia que la haría insostenible en pocos años.

Según las cifras oficiales del gobierno, la deuda emitida en pesos suma 5.275 billones de pesos, lo que significa un aumento de casi 200,000 mdp en lo que va del año, y de 670,000 mdp en los últimos 12 meses. Es decir, un aumento en términos anuales  nominales de14.54%, cuando la inflación ha sido menor al 3% y el crecimiento de la economía nacional es del 2.5%. Una vez más el gobierno no está cumpliendo su promesa de reducir su nivel de endeudamiento. No hay algo que los mercados financieros detesten más que la indisciplina y que no se cumplan las metas prometidas, pues ello implica que quien promete no conoce su propia realidad y no es capaz de diagnosticar los posibles problemas a enfrentar, y tampoco ha sido capaz de buscar y encontrar soluciones a los problemas que, en teoría, debería conocer.

En teoría, la SHCP prometió recortes el gasto público del orden de 300,000 mdp, pero según sus cifras oficiales, a abril el gobierno habría gastado 1.527 billones de pesos en los primeros cuatro meses del 2016, frente a los 1.539 billones de igual periodo del 2015. En términos reales, ya descontando la inflación, hay una reducción de 3.3%, mientras que en términos absolutos la baja es de apenas 12,000 mdp, por lo que de seguir este ritmo de gasto y “ahorro” el gobierno habría erogado sólo 48,000 mdp menos que el año anterior, frente a los 300,000 millones prometidos.

 El costo financiero de la deuda mexicana suma 267,195 mdp, lo que equivale a 1.5% del PIB, que no parece mucho, pero si consideramos que el gasto público es de 4.5 mdp, ya estamos hablando de 5% del presupuesto público. México está pagando por  intereses de su ya abultada deuda lo mismo que gasta en todo el presupuesto de la CFE o en todo el IMSS, y es casi el 40% de lo que reparte a los estados y municipios.

¡Se dispara el costo financiero!

El costo financiero de la deuda nacional subió de 74,572 mdp en el primer cuatrimestre del 2015, a 89,065 mdp en igual periodo de este año, es decir un aumento de 15,000 mdp, que representa 19.43%en términos porcentuales.

 

La estrategia de endeudamiento del gobierno es de no creerse, porque cuenta con toda la información disponible y aun así insiste en subir la deuda en dólares, cuando promueve en su discurso oficial la imperiosa necesidad de que los agentes económicos aprovechen la depreciación de la moneda en sectores como la manufactura y el turismo.

Las cifras oficiales del gobierno señalan que la deuda pública emitida en dólares pasó de 82,588.3 mdd al cierre del 2015, a 88,796 mdd al cierre de abril de este año, es decir un aumento de 6,208 mdd en tan sólo 4 meses. Pero el problema no es tanto la deuda contraída, sino que la depreciación del peso mexicano del 15%, del que la SHCP y Banxico han sido artífices, y provoca que México pague más intereses por su propia deuda, lo que es a todas luces ilógico, además de que si tiene deuda en pesos, puede tener un mayor control y no repetir el error de 1994. Lo lógico hubiera sido reducir la deuda en dólares emitiendo una mayor cantidad en pesos para pre-pagar la deuda en dólares, cuyo costo financiero el gobierno sabía de antemano que iba subir, y que además es evaluado de forma muy estricta por las  calificadoras de riesgo. Es un error que le cuesta a México 45,000 mdp anuales.

 A futuro

 Hasta el momento ninguna de las medidas que ha anunciado el gobierno a través de la SHCP han generado confianza entre los inversionistas globales acerca de una mejora sustancial en las finanzas públicas. Una vez más pareciera que el gobierno vive en una realidad diferente a la que percibe la sociedad y el mundo en general, ya que mientras existe un problema claro y grave, que es la fuerte reducción de los ingresos petroleros, el gobierno insiste, desde su trinchera, donde cada vez se queda más solo, en decir que con ajustes pequeños, sin cambios importantes en su gasto social —que es el más voluminoso de su Presupuesto—, es suficiente para ajustar las finanzas públicas. Pero año con año queda claro que el gobierno se endeuda muy por encima de lo prometido y ello prende todas las alarmas.

 Banxico

La estrategia de Banxico de no intervenir en el mercado le está dando resultado: “castiga” con fuertes pérdidas a quien está vendiendo papeles nacionales, y si la FED no sube su tasa en junio y no se genera mucho nerviosismo electoral, el peso podría apreciarse hacia 18.00 pesos por dólar nuevamente, sin haber gastado un dólar de las reservas. Sin embargo, junio trae consigo mucha volatilidad global: la FED, el Brexit, elecciones en España y vencimiento de deuda en Grecia, así como huelgas en Francia y después los Juegos Olímpicos de Río, con protestas sociales incluidas.

Internacional

 Estados Unidos

 Mientras que los financieros de Wall Street ven la baja cifra de 38,000 nuevos empleos creados en mayo, los economistas de la FED están viendo que la tasa de desempleo en EU sigue bajando y se ubica en 4.7%, en zona de pleno empleo. En Wall Street  decían este 3 de junio que “las malas noticias, son buenas noticias”, ya que las malas cifras absolutas de empleo harían que la FED aplace su decisión de subir la tasa de interés el 15 de junio y, por ende, los mercados todavía tendrían bajas tasas de interés en el verano y el precio del oro repuntaría buscando nuevamente los 1,300 dólares por onza. Un mercado laboral con cifras bajas debilita al dólar frente al resto de las monedas, incluido el peso mexicano, y permite que los capitales busquen en mercados  emergentes, como México, mejores rendimientos. Sin embargo, en ningún libro de teoría económica se mencionan cifras absolutas de empleo, si no que se hace hincapié en la tasa de desempleo, que ha estado bajando a pesar de las pocas plazas creadas en mayo. Lo anterior es producto de varias huelgas que habrían reducido el número de empleos en por lo menos 70,000 plazas, así como la generación de empleos parciales y la reducción de la fuerza laboral, conforme más “Baby Boomers” se jubilan. Los  mercados ya hablaron, falta ver qué opinan en la semana los economistas con poder de voto en la FED y la decisión final el 15 de junio.

Europa

En la reunión que celebró en Viena, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo decidió mantener sin cambios la tasa de interés de las operaciones de refinanciamiento, la tasa de interés del vehículo crediticio marginal y la tasa de depósitos en 0.0, 0.25 y -0.40%, respectivamente. En cuanto a las medidas de política monetaria no convencionales, el 8 de junio el Euro sistema comenzará a realizar compras en el marco de su programa de compras del sector empresarial. Y a partir del 22 de junio, se llevará a cabo la primera operación de su nueva serie de operaciones enfocadas a más largo plazo.

China

La guerra del yuan.- Una vez más China decidió devaluar su moneda, el yuan, para  llevarla por lo menos hasta 6.5750 yuanes por dólar.

China devaluó el yuan en 4.23% en el 2015: inició en 6.2125 y concluyó en 6.4390. Al cierre de este viernes, termina en 6.5850, y para igualar la depreciación del 2015 debería concluir alrededor de 6.75 yuanes por dólar el 2016, lo que significaría una  depreciación de 8.6% en 2 años, lo que no es una cifra escandalosa.

El problema es que, a la par, China insiste en inundar el mundo con diversas materias primas. Según varios estudios, su sobreproducción de acero es igual a la suma de la producción total de EU, Inglaterra y Japón, por lo que si se suma precios dumping a una depreciación adicional de la moneda, hay razones de peso para imponer sanciones comerciales y que sigan los conflictos comerciales con Occidente, sin importar quién sea presidente de EU, aunque con Trump la situación podría escalar mucho más.

OPEP

Puso fin el 2 de junio a su reunión sin haber alcanzado ningún acuerdo sobre la producción de petróleo, continuando así con una política de no intervención que los miembros dicen que está devolviendo gradualmente el equilibrio a la oferta y la demanda y que está impulsando los precios.

Mercados

Renta Fija… Preferimos la inversión en papeles revisables en base a TIIE.

Renta Variable… La BMV cierra la semana en 45,928 puntos, ligeramente por debajo de los 46,000 puntos, nivel muy importante.

Tipo de Cambio… Al cierre de este viernes, el dólar se ubica en 18.59 pesos y el real de Brasil, en plena crisis política y económica, en 3.58. El peso se ha depreciado 15.40% y el real brasileño 12.80%, a pesar de peores cifras macroeconómicas cariocas y tasa de interés de inflación mucho mayor a la nacional.

Reservas Internacionales… El Banco de México indicó que en la semana finalizada el 27 de mayo las reservas internacionales se situaron en US$176,994.4 millones, frente a los US$177,323.1 millones de la semana pasada, lo cual representó una disminución de US$320.7 millones (- 0.19%).

Fuentes:  Propias, Infosel y Tendencias Económicas y Financieras.

 

RESUMEN SEMANAL 24/05/2016

Economía

 México

 Administrando la mediocridad

A pesar de que México creció 2.8% en el primer trimestre del año (1T16), en el balance hay más peligros que oportunidades de crecimiento. Sin la locomotora norteamericana que jale al sector exportador nacional y sin la renta petrolera, México enfrenta lo que resta del sexenio apoyado en su mercado interno, que requiere de una baja inflación, acechada por la depreciación del peso frente al dólar, sin que hasta el momento el gobierno proponga algo para obtener un resultado diferente. Haciendo lo mismo, sólo se perpetúa el crecimiento nacional mediocre.  

Por componentes, las Actividades Primarias (agricultura, explotación forestal o silvicultura, minería, caza y pesca), se incrementaron en términos reales 3.5%, las Secundarias (manufacturas y otros bienes procesados), 1.2% y las Terciarias (servicios), 0.8% frente al trimestre previo.

En su comparación anual, el PIB registró una variación real de 2.8% en el 1T16 con relación al 1T15. Por grandes actividades económicas, el PIB de las Actividades Terciarias se elevó 3.7%, el de las Primarias 2.7% y el de las Secundarias 1.9%, pero esta comparación está fuertemente afectada por Semana Santa, por lo que la mayor parte de las corredurías nacionales e internacionales, e incluso Banxico y la misma SHCP, han ajustado a la baja su estimación de  crecimiento hacia 2.5%, que todavía podría ser optimista, considerando la desaceleración de las inversiones por el efecto Donald Trump y su discurso electoral.

El valor actual de la economía nacional, medida por el PIB, es de 18.462 billones de pesos, lo que nos mantiene en 1 billón de dólares, cuando en el 2013 ya habíamos superado el 1.2 billones de dólares en términos absolutos, y eso afecta el poder adquisitivo nacional, ya que nuevamente el PIB per cápita, medido en dólares, se ubica por debajo de la barrera de 10,000 dólares. Cabe mencionar que Banxico, en papeles de trabajo interno, señala que no espera grandes presiones de la demanda interna, toda vez que México podría seguir creciendo por debajo de su potencial lo que resta del 2016 e incluso 2017, en un escenario que no considera la posibilidad de que Donald Trump sea presidente de EU y ello estanque aún más las inversiones extranjeras y el comercio bilateral.

A futuro

En lo que resta del año, México enfrentará grandes nubarrones. Por un lado inician las campañas electorales en EU con la posibilidad de que Donald Trump gane las elecciones con su discurso en contra del TLCAN. En Europa, en el verano se votará la salida o permanencia de Gran Bretaña en el llamado Brexit y ello traerá un efecto llamado “Fly to Quality”, es decir buscar refugio en monedas duras, pero como el euro estaría en juego, los recursos saldrían de países emergentes hacia EU, donde la FED debería seguir subiendo su tasa de referencia. China es una incógnita, porque es probable que ni siquiera sus autoridades conozcan a fondo la magnitud de sus problemas, y podría haber muchos desenlaces posibles, además de que podría agudizarse una guerra comercial entre las grandes potencias. Y no podemos dejar de lado el hecho de que el petróleo bajó de precio en el segundo semestre del 2014 y del 2015, y la historia podría repetirse en este 2016, generando volatilidad y afectando negativamente a los países productores, como México, de forma directa. En el 2015 y lo que va del 2016 el mercado interno ha sido el motor del crecimiento, pero éste basa su éxito en crédito al consumo disponible y baja inflación, que permita aumentos salariales por encima de la misma. El problema es que la depreciación del peso podría obligar a Banxico a subir su tasa de interés, generar presiones inflacionarias que reduzcan el incremento del poder adquisitivo y frenar el consumo interno, como ha sucedido con México en los últimos 40 años.

 

Finalmente debemos decir que el gobierno no ha propuesto medidas alternativas para generar crecimiento económico, y que si bien es cierto es fundamental vender las refinerías de Pemex entre el 2016 y 2017, ello reduce las pérdidas, pero no genera crecimiento económico.

Banxico: ¿entrar o no entrar?

El dólar cierra la semana en 18.34 después de superar los 18.50 al mayoreo, presionado tanto por la candidatura de Donald Trump, cuyas posibilidades de convertirse en presidente de EU aumentan, así como por los comentarios de los integrantes de la FED en el sentido de un posible incremento de tasa de referencia en su reunión de junio 15, como lo habíamos pronosticado en octubre del año pasado y confirmado a lo largo de abril y mayo. La gran pregunta es: ¿debe entrar Banxico y/o la Secretaría de Hacienda a defender el peso?, ¿cómo y cuándo deben hacerlo? Banxico puede elevar la tasa de interés en la medida que lo considere pertinente para evitar que la inflación supere 4.00%. El problema es que dar 0.50 ó 1.00% más a los inversionistas globales no va afectar sus decisiones de inversión y riesgo, porque su rendimiento no lo miden en pesos, sino en dólares, y 1.00% significa una depreciación de tan sólo 18 centavos del peso frente al dólar. Su preocupación no son 18 centavos, sino varios pesos. Para quien niega que Donald Trump sea factor que influya en la cotización peso-dólar, basta señalar que durante mayo, mientras el peso mexicano se depreció 6.44%, el real brasileño, con todo y el cambio de presidente y rumbo económico incierto en medio de la recesión, cayó 2.82%; el yen, con todo y el giro de política monetaria, se debilitó 3.04%, y el euro 2.00%. El factor Trump le está costando al peso mexicano hasta el momento 50 centavos, por lo menos. Ahora bien, la decisión es de si debe de vender dólares en cualquier momento?.

Muy probablemente ha decidido que si el Tipo de Cambio no sube de 18.80 al mayoreo, puede esperar a que la FED tome su decisión castigando a quien saca su dinero del país con un peso débil.

 Internacional

 Estados Unidos

 ¿Subirá Fed tasas en junio?

Desde que la economía  estadounidense comenzó a reportar buenas cifras económicas a mediados de este mes, distintas voces han comenzado a decir que las  autoridades monetarias estadounidenses subirán la tasa de referencia de esa nación el mes que entra –mucho antes de lo hasta ahora anticipado.

En días más recientes, distintas declaraciones de diferentes   funcionarios de la Reserva Federal (Fed) parecen avalar las   percepciones de una inminente alza a las tasas en la próxima reunión  de política monetaria, programada para el 14 y 15 de junio.

Un análisis más detallado sobre las declaraciones recientes de los miembros “con voto” en Federal Open Market Committee (FOMC), el cuerpo colegiado que decide el curso de la política monetaria estadounidense, revela que sólo dos de 10 miembros son claros candidatos a subir las tasas en junio. El resto, ocho miembros con derecho a voto, está dividido –cuatro y cuatro– entre quienes son calificados como “neutrales” y quienes parece que se opondrían a ese incremento. Estos ocho votos explican por qué algunos analistas consideran que la Fed no subirá al final del día y a pesar de las crecientes voces que así lo sugieren, la tasa en junio, aunque sí ven un alza un mes  después y no hasta septiembre como revelan diversas encuestas.

Si se toman en cuenta entonces esas opiniones entonces las posturas a favor de subir las tasas suben a seis de 14 miembros, o de 20% de los miembros con derecho a voto a 43% de todos los que conforman FOMC. Sin embargo, el porcentaje que verdaderamente cuenta en la decisión que tomará la Fed a mediados de junio es el de quienes votan y no el de todos los miembros. Esto para algunos analistas explica por qué ha crecido la percepción sobre un posible aumento a las tasas en junio, aun cuando entre quienes tomarán esa decisión no se ve todavía un respaldo a esa medida para el mes que entra. Incluso, los futuros en el mercado electrónico Chicago Mercantile Exchange asignan una probabilidad implícita para un alza de los fondos federales en junio de 34%, un avance significativo si se tiene en cuenta que hace un mes rondaba el 1.2% y un día antes de la última minuta de la Fed las apuestas por un apretón rondaban el 15%. Para el mes de julio la probabilidad implícita de un alza es de 56%, debido a que existe una regla no escrita que las decisiones de política monetaria se toman en las reuniones donde está programada conferencia de prensa de la banquera Central, Janet Yellen, algo que pasará nuevamente en el séptimo mes de este año.

Creemos que será prematura una segunda alza a las tasas en junio.

Un elemento que para algunos podría además inclinar la balanza a  favor de no subir las tasas es que pocos días después de la próxima reunión de FOMC se llevará a cabo el referéndum en Gran Bretaña sobre si esa nación debe o no permanecer en la Unión Europea, una decisión mejor conocida como Brexit.

La votación, pocos días después de la reunión de la Fed, hace pensar a algunos analistas que el banco central estadounidense preferirá conocer el resultado de esa votación por sus posibles impactos económicos en Europa, antes que subir las tasas previo a esa decisión de los británicos. “El riesgo de Brexit es lo suficientemente grande como para obligar a la Fed a posponer su intención cinco semanas”.  Además, el “Brexit nublaría la perspectiva de crecimiento no sólo de la GranBretaña sino de Europa y de los países desarrollados, por el triunfo   antiglobalización”.

Europa

En la zona de euro, la inflación cayó a menos 0.2% en abril, lo que contrasta con la tasa de 0.0% registrada en marzo, reportó la oficina de estadísticas Eurostat. En abril de 2015, la tasa de inflación anual fue de 0.0%.

Japón

Podría tener una dura respuesta de Estados Unidos si intenta debilitar el yen de forma artificial, dijo el miércoles un asesor del primer ministro nipón, Shinzo Abe, aludiendo a las objeciones del banco central estadounidense y la Casa Blanca a la posibilidad de una intervención directa en el mercado por parte de Tokio.

Mercados

Renta Fija… Preferimos la inversión en papeles revisables en base a TIIE.

Renta Variable… La BMV se tambalea pero resiste el piso de 45,000 puntos, cierra en 45,155.91 puntos.

Tipo de Cambio… Los miembros de la FED anticipan un aumento de tasa de interés el 15 de junio, lo que sólo tomó “por sorpresa” a los grandes bancos y Casas de Bolsa, que ahora dicen que EU estaría al borde de la recesión para presionar a la FED, que no busca frenar su economía porque la tasa se ubicaría por debajo de 2.00%, sino ganar espacio de maniobra ante la incertidumbre global. El peso estará presionado a la baja si sube la tasa de interés en EU, al igual que el resto de las monedas, incluido el euro, y el yen.

Reservas Internacionales… El Banco de México indicó que en la semana finalizada el 13 de mayo las reservas internacionales se situaron en US$177,652.8 millones, frente a los US$177,731.3 millones de la semana pasada, lo cual representó una disminución de US$78.5 millones (- 0.04%).

Fuentes:  Propias, Infosel y Tendencias Económicas y Financieras